ACOMPAÑAMIENTO EN LA ESPERA Y PARTO EN CASA

El parto en casa de mujeres sanas y embarazos de bajo riesgo, que cuentan con el acompañamiento y supervisión de profesionales especializados, es una opción segura. Las matronas son los profesionales adecuados para la atención al embarazo, parto y postparto.

Tomar la decisión de tener un parto en casa no quiere decir que se renuncie a una atención sanitaria (pública o privada) convencional, todo lo contrario, el seguimiento durante el embarazo (analíticas, ecografías y visitas a la matrona y ginecólogo), así como la disposición a acudir al Hospital tanto durante el embarazo, parto o postparto en el caso de que se detecte algún riesgo, es fundamental para asegurar la seguridad del parto en casa.

Para garantizar que el parto en casa transcurra con la máxima seguridad, confianza y tranquilidad posible es necesario también que la pareja y las matronas se conozcan con anterioridad, se hayan resuelto dudas y miedos, se haya comprobado que el embarazo ha trascurrido con normalidad y no se han detectado riesgos que puedan desaconsejar un parto en casa. De esta manera se garantiza que la pareja tome una decisión de manera responsable y meditada. Es por esto, que este servicio tiene, en la mayoría de los casos una duración de seis meses (desde la semana 20 de gestación hasta un mes tras el nacimiento).

En la mayoría de los casos las matronas no trabajamos solas, ya que garantizar la disponibilidad de una de nosotras durante las 24h de las cinco semanas que dura la localización es muy difícil, por ello yo suelo contactar con matronas cercanas a Vitoria que puedan estar disponibles y así poder asumir un acompañamiento.

¿En qué consiste la atención del parto en casa?

  • Visita de contacto

Cuando una pareja se pone en contacto con una matrona de parto en casa, lo primero que se propone es un encuentro entre la pareja y las matronas que les van a acompañar. En este encuentro, se habla sobre las diferentes opciones de parto, sus beneficios y sus desventajas, se habla de cómo se realiza el acompañamiento y se resuelven algunas dudas. Tras este encuentro, tanto la pareja como las matronas valoramos si seguir adelante con el acompañamiento y parto en casa.

  • Visitas de embarazo

En estas visitas, además de hacer un seguimiento del embarazo, supervisando la información de los controles rutinarios, se afianza y estrecha el vínculo entre la pareja y las matronas, tan importante para garantizar la fluidez del parto. Las visitas se conciertan con la pareja de manera personalizada pero más o menos suelen ser como mínimo: una en la semana 24,  otra en semana 32-34 y  otra en la semana 37.

  • Localización entre semana 37 y 42

Normalmente cubierta por dos matronas para garantizar la cobertura de las cinco semanas y la presencia de al menos una de nosotras el día del parto. Durante toda la localización, al igual que en los meses previos, hay una disponibilidad telefónica continua.

  • Parto

Una vez que comienza el parto, la matrona o matronas permanecen en el domicilio hasta varias horas después del parto tras comprobar que tanto el bebé como su madre se encuentran perfectamente.

  • Visitas postparto.

Se realiza una visita al día siguiente del parto y posteriormente de forma personalizada se establecen las visitas necesarias para garantizar la seguridad del bebé, de su madre y la instauración de la lactancia.

 

Tanto las matronas con las que contacto para asumir un acompañamiento como yo seguimos la misma corriente y filosofía del parto. Aseguramos la ausencia de intervenciones innecesarias, acompañamos teniendo en cuenta el embarazo y parto como un acto fisiológico sano y creemos en la capacidad de las mujeres y sus bebés para tener un parto satisfactorio. Nuestro papel en tu parto será dar apoyo emocional, proporcionar un ambiente cálido y apacible y procurar cubrir vuestras necesidades en cada momento. A la vez que estamos pendientes de la aparición de riesgos o complicaciones y si en algún momento el parto deja de estar en los límites de seguridad, proceder a un traslado hospitalario. En este caso, acompañamos en el traslado hasta que los profesionales del Hospital se encargan de vuestra seguridad.

Acompañamiento en la dilatación.

Algunas parejas prefieren pasar el mayor tiempo posible en casa y acudir al Hospital cuando el expulsivo esta próximo. El servicio es el mismo tanto para las parejas que desean acudir al Hospital como para las que desean que el parto termine en casa.